«He ayudado a otras mujeres que no pueden ser mamás»

testimonios de donantes de óvulos

«He ayudado a otras mujeres que no pueden ser mamás»

Muchas mujeres en España se ven obligadas a tener hijos cada vez más tarde, por motivos económicos, laborales o simplemente porque no han encontrado a la pareja adecuada.

La calidad de los óvulos desciende de forma exponencial a partir de los 35 años, por lo que no consiguen quedarse embarazadas de forma natural. Otras mujeres ya no producen óvulos por menopausia u otros motivos, o bien, sus óvulos no les permiten concebir un bebé sano por anomalías genéticas.

La donación de óvulos, procedimiento regulado en España desde 1988, puede ayudar a estas mujeres. Las donantes de óvulos de Te doy mis óvulos son mujeres que, de forma voluntaria, altruista y anónima, permiten cumplir el sueño de futuras madres.

Hablamos con dos jóvenes mujeres que un día decidieron venir a nuestra unidad de donantes de IVF-Spain Alicante a donar sus óvulos, y hoy comparten sus experiencias con nosotras.

Motivaciones altruistas y preocupaciones de las donantes

Lucía tenía solo 19 años cuando decidió donar sus óvulos por primera vez.

Tomó la decisión tras haber escuchado charlas y recomendaciones de gente de su entorno. “Al principio a mí me impactaba mucho cuando me contaban sus experiencias, así que me informé en la unidad de donantes de Te doy Mis Óvulos de IVF-Spain Alicante para saber cómo podía afectar a mi salud…. Ya he donado en dos ocasiones, la primera en septiembre pasado y la segunda, recientemente», comento.

Su motivación para donar empezó por que nunca le ha hecho gran ilusión tener hijos de cara al futuro, entonces llego a la conclusión de que podía ser donante de óvulos para poder darles la oportunidad al conjunto amplio de mujeres que sufren problemas de infertilidad.

Sara, de 28 años, también decidió donar sus óvulos para poder ayudar a otras mujeres que no pueden ser mamás.

“Además de realizar un acto altruista y de generosidad, te beneficias de todas las pruebas que te hacen para saber si tienes buena salud”.

Citas y pinchazos para donar óvulos

“La primera vez iba con muchos nervios y muchos miedos de lo que una escucha, ya que nunca había vivido una experiencia así, por eso los primeros días que iba a la clínica a que me sacarán sangre, me dieran cita con el psicólogo y me hicieran ecografías estaba bastante nerviosa” concluyo Lucía diciendo que una de las cosas que la ayudó a pasar por el proceso de manera más tranquila y rápido fue el trato de las especialistas de Te doy mis Óvulos, que la hacía sentir como en familia.

En el caso de Sara, desde la visita inicial hasta la extracción, pasaron de tres a cuatro meses, durante los cuales se realizaron exámenes físicos y psicológicos exhaustivos, así como radiografías y ecografías.

Cuando les preguntamos sobre el proceso de estimulación ovárica, ambas nos dijeron que al principio les impresionaron las inyecciones, pero al pincharse la primera vez se dieron cuenta de que apenas se sentía la aguja y era prácticamente indoloro.

“la segunda vez que doné, tuve que pincharme yo sola todas aquellas veces, era muy sencillito y no sentías nada de dolor”

El día de la punción ovárica

Las donantes de óvulos deben someterse a una punción para extraer sus óvulos maduros tras superar con éxito el tratamiento hormonal previo.

La extracción de los ovocitos fue cómoda y rápida tanto para Lucía, como para Sara.

«Tenía miedos y nervios antes de entrar, ya que nunca había vivido algo tan impactante, pero luego me di cuenta que no había ningún riesgo, tanto la primera como la segunda vez fueron súper rápidas”, dijo Lucía.

Sara manifestó que es la persona más asustada del mundo. “Tengo mucho miedo, pero la verdad es que paso súper rápido. Estuve 20 minutos en quirófano. Aunque dependerá mucho de cada persona y del umbral del dolor, pero yo no he tenido solo que algún dolor de reglas a los dos días posteriores «

Ayudar a una mujer a ser madre es posible en Te doy mis Óvulos

En nuestra unidad de donantes de IVF-Spain Alicante encuentras un espacio donde te sientes como en casa. “El trato humano y la empatía son muy importante para nosotros, ya que las donantes son nuestra prioridad” dice el Dr. Sergio Rogel, director médico de la clínica de reproducción de Alicante.

«Cuando empecé a buscar clínicas para donar óvulos, me hablaron muy bien muchas personas de mi entorno de Te doy mis Óvulos. Una vez que fui a  la clínica y me recibió Blanca, una de las enfermeras, vi cómo me atendieron y no me lo pensé dos veces”. comento Lucía.

Sara también vino recomendada por una amiga que ya había donado varias veces en nuestra clínica, y luego cuando fue a la primera entrevista vio que lo principal era la preocupación por la salud de las donantes.

Testimonios que ayudan a otras mujeres a dar el paso

Nuestra última pregunta a estas valientes donantes, fue ¿Qué le dirías a otras mujeres interesadas en convertirse en donantes de óvulos? Aquí sus respuestas:

“Que se animen a hacerlo, no duele nada y da mucha satisfacción saber que otras mujeres pueden ser mamás gracias a tus óvulos. Óvulos que cada mes estás desperdiciando con tu regla.”

Sara

“Que no tengan ningún miedo durante el tratamiento y que se sientan muy bien consigo mismas ya que le estamos dando muchísimas oportunidades a mujeres que sufren la esterilidad.”

Lucía

Donar óvulos no es para todas. Y eso está bien. Informarse y decidir si deseas donar para ayudar a otras mujeres es lo primero que se debe hacer.

Te puede interesar >> Testimonios de pacientes reales que han sido madres gracias a donantes anónimas.


Deja una respuesta

*