¿Qué es la Clamidia? La enfermedad de transmisión sexual asintomática y frecuente

Clamidia

¿Qué es la Clamidia? La enfermedad de transmisión sexual asintomática y frecuente

La clamidia o clamidiasis es una infección bacteriana que se trata fácilmente con antibióticos, siendo una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes. 

La mayoría de las personas que la padecen no presentan ningún síntoma, motivo por el cual también se la conoce como la enfermedad “silenciosa”.  Si aparecen síntomas de la infección, lo hacen entre 1 y 3 semanas después del contagio, siendo solo 1 mujer cada 4 la que mostrará síntomas. Es una infección que puede afectar a los órganos genitales de la mujer y que puede producir complicaciones con consecuencias importantes en el futuro.

Por este motivo hoy decidimos hablar sobre qué es la clamidia y cómo tratarla.

La infección por clamidia es muy común

La infección por clamidia es muy común y se puede contraer durante el contacto sexual con una persona.  La clamidia se transmite a través del sexo anal, vaginal y oral y las bacterias que lo transmiten se encuentran en el semen y fluidos.

Si no se trata, puede causar problemas de salud graves en el futuro. Por este motivo es tan importante hacerse exámenes de detección de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Entre más pronto sepas que tienes clamidia, más pronto te curarás.

¿Cómo se contagia la infección por clamidia?

La infección por clamidia generalmente se transmite al tener relaciones sexuales con una persona infectada. Puedes contraerlo incluso si no hay eyaculación. Las principales formas de contraer clamidia son a través de la vagina y a través del sexo anal, pero también puede contraer clamidia a través del sexo oral.

En muy raras ocasiones, la infección se propaga al tocarse los ojos con las manos y tienen fluidos infectados. También la clamidia se puede transmitir al bebé si la madre está infectada durante el parto.  

La clamidia no se transmite por contacto casual, por lo que no se puede contagiar al compartir alimentos o bebidas, besar o abrazar, tomar la mano, toser, estornudar o sentarse en un inodoro.

Síntomas

Los síntomas de la clamidiasis más característicos tanto en hombres como en mujeres pueden ser:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Dolor durante el sexo
  • Dolor en el bajo vientre
  • Flujo vaginal anormal (puede ser amarillento y tener un olor fuerte)
  • Sangrado entre periodos menstruales
  • Pus o secreción lechosa o acuosa del pene
  • Inflamación o sensibilidad en los testículos
  • Dolor, secreción o sangrado alrededor del ano

Diagnóstico

El diagnóstico de la infección por clamidia depende de si una persona tiene síntomas o no. 

En personas con síntomas el diagnóstico es tomando con una muestra con un hisopo de la uretra, orofaringe, ano, cuello uterino y posterior análisis en laboratorio.

En personas asintomáticas, por lo general se diagnostica mediante un examen de laboratorio. 

¿Se puede curar la infección por clamidia?  

 Sí, la infección por clamidia se puede curar con tratamiento.  Es importante que tomes todos los medicamentos que tu médico te ha recetado para curar la infección.

Cuando se toman correctamente, detienen la infección y pueden evitar el riesgo de complicaciones futuras. 

¿Qué hacer para prevenirla?

El único método que te protegerá de la infección es usar un condón, pero algunas de las siguientes acciones pueden ayudarte a prevenirlo:  

  • Hazte pruebas de ETS con regularidad. 
  • No tengas sexo vaginal, anal u oral sin condones de látex y barreras de látex bucales.
  • Si llegas a tener clamidia, cuéntale a tu pareja o a tus ex parejas que tienes la infección para evitar infectar a otras personas.

Por otro lado, sabemos que es necesario educar y concienciar acerca de la importancia de llevar buenos hábitos de salud sexual y de conocer los antecedentes sexuales de la pareja, puesto que una actividad muy elevada y con diferentes parejas aumenta las probabilidades de sufrir una ETS como la clamidia y con ello poner en peligro tu salud.

¿Sabías que esta infección incrementa el riesgo de infertilidad?

Una de cada seis parejas tiene problemas de infertilidad, y entre una de las causas se encuentra la clamidia.  El 50% de los casos de esterilidad es de origen femenino, siendo el causante en un 40% de estos una patología en las trompas de Falopio. Es decir que muchos de los casos de clamidia pueden conducir a una enfermedad inflamatoria pélvica que causa infertilidad.

En los hombres, la clamidia puede causar epididimitis, inflamación del epidídimo, el área donde maduran los espermatozoides.

 Por lo tanto, un tratamiento inadecuado o tardío también podría provocar infertilidad. 

¿Puedo donar óvulos si tengo clamidia?

La respuesta es no. Para ser donante de óvulos no tienes que ser portadora de ninguna enfermedad de transmisión sexual, ya que siempre existe el riesgo de poder transmitirla al futuro embrión.

Si quieres donar tus óvulos, cuando te acerques a nuestra sección de donantes de la clínica IVF-Life te realizaremos diferentes pruebas médicas con las cuales detectaremos si eres portadora de alguna ETS. No tienes que hacerlas previamente por tu cuenta y todos los gastos derivados de estos análisis correrán a cuenta de la clínica.

Desde Te doy mis óvulos, te recomendamos que, en caso de existir cualquier tipo de sospecha de estar sufriendo una enfermedad de transmisión sexual, procedas rápidamente a realizarte las pruebas diagnósticas pertinentes con el fin de poder llevar a cabo el tratamiento adecuado, evitando así futuros problemas más graves de infertilidad y de salud.

administrador
administrador, on in Entre mujeres

Deja una respuesta

*